Beneficios de la Educación Bilingue de Inmersión Recíproca

 

La población de  los Estados Unidos es cade vez más diversa étnicamente (Cohn & Caumont, 2016); y, lingüísticamente (Rumbaut & Massey, 2013).  Como resultado, se ha incrementado el interés en desarrollar las habilidades bilingües de los estudiantes. Muchos programas de educación bilibgüe son uni-direccionales, esto es que un grupo específico de estudiantes es instruído en un lenguage diferente a su idioma nativo.  

Dentro de la variedad de programas bilingües, los programas de Inmerción Recíproca (TWI, por sus siglas en inglés) han ha sido muy exitosos. Los programas TWI son diseñados para que todos los estudiantes alcancen un alto dominio de los dos idiomas, demuestren altos logros en las áreas académicas impartidas en los dos idiomas, y ganen competencias inter-culturales. La investigación de los programas TWI indica que el programa genera beneficios educacionales, cognitivos, socioculturales, y económicos (Calderón & Minaya-Rose, 2003; Calderón & Carreón, 2000; Cloud, Genesee, & Hamayan, 2000).  Un resumen de estos beneficio incluyen:

Educacionales

Todos los estudiantes en programas TWI alcanzan un nivel de competencia en las asignaturas académicas (por ejemplo, matemáticas, y ciencias) comparable con el de los estudiantes que hablan inglés y que atienden un programa monolingüe y ellos pueden hacer sus trabajos escolares en ambos idiomas. El programa TWI es también efectivo para estudiantes con dificultades en el colegio y que tienen bajos niveles de desempeño. Adicionalmente, los niños que están aprendiendo inglés son capaces de establecer una fundación sólida en su lengua materna, especialmente en las áreas de alfabetización, y pueden luego aplicar estas habilidades en el aprendizaje del inglés. Los alumnos en programas TWI adquieren niveles avanzados de dominio de los dos idiomas, siendo capaces de comunicarse, dentro y fuera de la escuela, en inglés y el otro idioma que se enseña en la escuela.

Cognitivos

Los beneficions cognitivos asociados con el bilingüismo empiezan temprano, los investigadores han encontrado influencias positivas del bilingüismo en la atención y el manejo de conflictos en bebés de siete meses. Los estudiantes bilingües tienen niveles más elevados de conciencia metalingüistica, memoria, capacidad visual y espacial, e incluso creatividad. Los estudiantes bilingües superan a los estudiantes monolingües en tareas que requieren pensamiento divergente, solución de problemas, y ejecución de varias tareas simultáneas. Los estudiantes bilingües también rinden más en tareas que requieren manejo de conflictos porque son mejores que los monolingües en ignorar información irrelevante. Esta habilidad se denomina control inhibitorio. Adicionalmente, los estudios han demostrado que el ser bilingüe o multilingüe puede ayudar a prevenir la demencia y otras enfermedades cognitivas que se presentan tarde en la vida (https://www.twin-cs.org/blog/the-bilingual-brain-lifelong-benefits-of-bilingualism).

Socioculturales

Los estudiantes bilingües tienen un entendimiento más amplio de los valores y costumbres sociales de otros gupos culturales.  También tienen mayor entendimiento intercultural, tolerancia, apreciación y respeto por aquellos fuera de su propia cultura.

Económicos

Como resultado de los beneficios educacionales, cognitivos, y socioculturales, los estudiantes bilingües tienen mejores oportunidades de empleo. En el mercado global la norma es hacer negocios en más de un idioma. Aunque el inglés es todavía el idioma más usado en en muchos negocios y ámbitos profesionales, el manejo de otro idioma da a los candidatos una ventaja competitiva. Cada vez más, las actividades de negocios, culturales, políticas, educacionales y sociales en el mundo exigen por individuos con competencias miltilingües.

 

Tres mitos de bilingüalismo

 

MITO 1:  La educación bilingüe puede afectar la adquisición del inglés.

Falso. La investgación ha mostrado que hablar y leer en un idioma además del inglés no demorara el aprendizaje del inglés. De hecho, a pesar de que aprender dos idiomas en forma simultánea parece ser un desafío muy grande al principio, una vez que se alcanzado cierto nivel de fluidez, las habilidades en los dos idiomas empiezan a transferirse y se convierten en mutuamente beneficiosas. Las investigaciones han mostrado que no existe una diferencia significativa entre el desarrollo del inglés de los niños bilingües comparado con el de los niños monolingües

 

MITO 2:  Bilingües son dos monolingües en un cerebro.

Falso.  Las prácticas bilingues son complicadas, flexibles y fluidas. Los dos sistemas lingüísticos son permeables sin un límite determinado. Los niños usan todo su sistema lingüístico para dar sentido a distintas expresiones comunicacionales en diferentes situaciones.

 

MITO 3: Que los niños bilingües mezclen los idiomas muestra que tienen pensamientos desordenados y se confunden cuando usan el idioma.

Falso. El confundir los idiomas no es indicativo de pensamientos desordenados. Usar dos idiomas en la misma oración o mezclar los lenguajes  no es una indicación de pensamiento deorganizado. Mezclar idiomas muestra la complejidad del pensamiento y el sofisticado uso del lenguaje en los niños bilingües. Mezclar idiomas, no es un problema, sino más bien  la manera en que los niños bilingües muestran su identidad y sentimientos.

 

Referencias

Calderón, M.E. & Minaya-Rowe, L.  (2003). Designing and implementing Two-way bilingual programs.  Thousand Oaks, CA: Corwin Press.

Cloud, N., Genesee, F., & Hamayan, E.  (2000) Dual language instruction:  A handbook for       enriched education. Boston, MA: Heinle & Heinle.

Cohn, D., & Caumont, A. (2017). 10 demographic trends shaping the U.S. and the world in 2017. Retrieved from http://scholar.aci.info/view/14bd17773a1000e0009/15bb061abb100013a85f10a

Cummins, J. (1979). Linguistic Interdependence and the Educational Development of Bilingual Children. Review of Educational Research, 49(2), 222-251.

Hernandez, D. J., Denton, N. A., & Macartney, S. (2009). School-age children in immigrant families: Challenges and opportunities for America's schools. Teachers College Record, 111(3), 616-658.

Grosjean, F. (2010). Bilingual life and reality. Cambridge, MA: Harvard University Press.

Rumbaut, R., & Douglas S. Massey. (2013). Immigration & language diversity in the united states. Daedalus, 142(3), 141-154. 10.1162/DAED_a_00224 Retrieved from http://www.mitpressjournals.org/doi/abs/10.1162/DAED_a_00224