Skip to main content
El Nacimiento de Jesús: Dos Relatos Evangélicos

Mateo: El anuncio a José

Encienda el sonido de su computador para escuchar la narración. Use los controles al final de la página para detenerse, comenzar, adelantar o regresar.

Transcript

En el relato de la infancia según Mateo, José es el protagonista. Al igual que el José del libro del Génesis capítulo 37, él recibe mensajes en sueños y tiene que tomar decisiones basadas en esos mensajes. (En Lucas, María es quien recibe un mensaje divino y tiene que tomar decisiones).

 

Haciéndole eco a los escándalos asociados con algunas de las mujeres que aparecen en la genealogía en Mateo, María se halla embarazada antes de que su matrimonio con José fuera consumado. Mateo asegura a sus lectores que ella está embarazada por obra del Espíritu Santo, reiterando así el origen divino que se asume en la genealogía.

 

José, a quien Mateo presenta como “un hombre bueno” no someterá a María a un juicio público para determinar si su embarazo es el resultado de una relación sexual deliberada o forzada, tal como se sugiere en el capítulo 22 del libro del Deuteronomio. En lugar de ello, decide cancelar el matrimonio en silencio.

 

La decisión de José en este pasaje modela la manera sofisticada de observar la Torá que Mateo desea que adopten todos los miembros de su comunidad, la cual es profundamente judía. Ellos han de observar la Torá al pie de la “letra o una coma” (Mt. 5:17-19) como lo enseña con autoridad el Jesús de Mateo, pero al aplicarla han de usar la misericordia como criterio central.

 

Un ángel le dice a José en un sueño que el embarazo de María es fruto de la acción del Espíritu Santo en ella. José ha de llamar al niño Jesús. Es importante tener en cuenta el significado de nombrar al niño según la ley. José se convierte en el padre legal del Jesús, afirmando así su descendencia davídica, la cual es muy importante en la genealogía de Mateo.

 

El mensaje por medio de un sueño encuentra un paralelo en el libro del historiador Josefo en su libro Antiguedades Judías, en el cual aparece el padre de Moisés escuchando en un sueño que su hijo que nacerá pronto salvará a los hebreos de la esclavitud egipcia. El paralelo Jesús-Moisés será repetido constantemente en el Evangelio de Mateo.

 

 

Mateo cita la versión del texto de Isaías 7:14 en la Septuaginta griega para identificar al niño que nacerá de una virgen como Emmanuel (“Dios-con-nosotros”). Esta expresión al principio al del Evangelio de Mateo hace eco a sus palabras al final, dando así un sentido de continuidad de principio a fin. Jesús resucitado dice: “Yo estoy con ustedes todos los días hasta el fin de la historia” (28:20). Para Mateo la promesa de Dios de estar siempre con su pueblo se ha realizado en última instancia en el nacimiento de Jesús y en la presencia de Jesús resucitado en la Iglesia. 

En el relato de la infancia según Mateo, José es el protagonista. Al igual que el José del libro del Génesis capítulo 37, él recibe mensajes en sueños y tiene que tomar decisiones basadas en esos mensajes. (En Lucas, María es quien recibe un mensaje divino y tiene que tomar decisiones).

 

Haciéndole eco a los escándalos asociados con algunas de las mujeres que aparecen en la genealogía en Mateo, María se halla embarazada antes de que su matrimonio con José fuera consumado. Mateo asegura a sus lectores que ella está embarazada por obra del Espíritu Santo, reiterando así el origen divino que se asume en la genealogía.

 

José, a quien Mateo presenta como “un hombre bueno” no someterá a María a un juicio público para determinar si su embarazo es el resultado de una relación sexual deliberada o forzada, tal como se sugiere en el capítulo 22 del libro del Deuteronomio. En lugar de ello, decide cancelar el matrimonio en silencio.

 

La decisión de José en este pasaje modela la manera sofisticada de observar la Torá que Mateo desea que adopten todos los miembros de su comunidad, la cual es profundamente judía. Ellos han de observar la Torá al pie de la “letra o una coma” (Mt. 5:17-19) como lo enseña con autoridad el Jesús de Mateo, pero al aplicarla han de usar la misericordia como criterio central.

 

Un ángel le dice a José en un sueño que el embarazo de María es fruto de la acción del Espíritu Santo en ella. José ha de llamar al niño Jesús. Es importante tener en cuenta el significado de nombrar al niño según la ley. José se convierte en el padre legal del Jesús, afirmando así su descendencia davídica, la cual es muy importante en la genealogía de Mateo.

 

El mensaje por medio de un sueño encuentra un paralelo en el libro del historiador Josefo en su libro Antiguedades Judías, en el cual aparece el padre de Moisés escuchando en un sueño que su hijo que nacerá pronto salvará a los hebreos de la esclavitud egipcia. El paralelo Jesús-Moisés será repetido constantemente en el Evangelio de Mateo.

 

 

Mateo cita la versión del texto de Isaías 7:14 en la Septuaginta griega para identificar al niño que nacerá de una virgen como Emmanuel (“Dios-con-nosotros”). Esta expresión al principio al del Evangelio de Mateo hace eco a sus palabras al final, dando así un sentido de continuidad de principio a fin. Jesús resucitado dice: “Yo estoy con ustedes todos los días hasta el fin de la historia” (28:20). Para Mateo la promesa de Dios de estar siempre con su pueblo se ha realizado en última instancia en el nacimiento de Jesús y en la presencia de Jesús resucitado en la Iglesia.