Skip to main content
El Nacimiento de Jesús: Dos Relatos Evangélicos

La genealogía de Mateo

Encienda el sonido de su computador para escuchar la narración. Use los controles al final de la página para detenerse, comenzar, adelantar o regresar.

Transcript

 

El Evangelio según Mateo comienza con una genealogía de Jesús, “hijo de David e hijo de Abraham” (1:1). Jesús es presentado como el heredero de las promesas de Dios a Abraham y de la herencia real de David.  La genealogía está organizada en 3 grupos de 14 generaciones:

  • El primer grupo comienza con Abraham (a quien se le prometió la Tierra) y termina con David (quien gobernó una Tierra unida);
  • El segundo grupo va desde David hasta el cautiverio en Babilonia (durante el cual la Tierra se perdió);
  • El tercer grupo va desde el Exilio en Babilonia hasta Jesús (quien, para Mateo, es la cúspide de la historia de Israel y su sentido máximo)

La genealogía incluye a cinco mujeres, lo cual es excepcional. Mateo tenía que tener una razón específica para tomar la decisión de mencionar a estas cinco personas.

  1. Tamar era la nuera de Judá que era viuda. Judá no había hecho nada para que su hijo menor, cuando cumplió la edad, se casara con ella. Tamar se hace pasar por una prostituta y en una serie de acciones asociadas con la idea de honor obliga a Judá a cumplir sus deberes hacia ella. Uno de los hijos gemelos de esa unión fue un ancestro de David.
  2. Rahab era una prostituta cananea que vivió en Jericó. Ella ayudó a los espías de Josué a identificar las defensas de la ciudad.
  3. Rut era una viuda moabita que había estado casada con un israelita. Ella se pone al servicio de Booz, pariente de quien había sido su esposo, para proponerle que se case con ella y tener un hijo en memoria de su esposo fallecido. Este hijo sería el abuelo del rey David. 
  4. Betsabé era la esposa de Urías, el hitita, soldado fiel de David. A la luz de su adulterio con David, éste planeó la muerte de Urías. El segundo hijo de David con Betsabé, Salomón, le sucedió como rey.
  5. María, una virgen en Belén, se halla embarazada antes de que su matrimonio con José fuera consumado.

Las cinco mujeres tienen experiencias fuera de lo ordinario que sirven para que Dios avance sus designios: el surgimiento de un clan importante de Judá, la conquista de Jericó, el nacimiento del abuelo de David, el nacimiento de Salomón y el nacimiento de Jesús.

Un tema secundario también sobresale: las cuatro mujeres del pasado de Israel pueden ser Gentiles. Rahab era cananea y es posible que Tamar también lo haya sido. Rut era moabita y Betsabé pudo haber sido una mujer hitita como su esposo Urías. Si tal es el caso, estas mujeres pueden reflejar la convicción de Mateo de que el nacimiento de Jesús también es de importancia para las naciones Gentiles.

Como la genealogía resalta el hecho de que varios de los ancestros varones de Jesús tenían orígenes poco típicos o cuestionables, posiblemente Mateo está sugiriendo que el nacimiento de Jesús también es un tanto cuestionable. Dios usa la fragilidad humana para avanzar sus intenciones divinas. Para Mateo, Jesús es el punto máximo de los planes de Dios.