Skip to main content
El Nacimiento de Jesús: Dos Relatos Evangélicos

Anuncios y señales

Encienda el sonido de su computador para escuchar la narración. Use los controles al final de la página para detenerse, comenzar, adelantar o regresar.

Transcript

 

Lucas enfatiza que el nacimiento de Jesús ocurre entre las personas piadosas de Israel. Por ejemplo, el sacerdote Zacarías y su esposa Isabel son presentados como “cumplidores”, personas que “se esmeraban en practicar todos los mandamientos y leyes del Señor”. Lucas raramente usa pasajes de cumplimiento de profecías mesiánicas como lo hace Mateo. En lugar de ello, su relato le hace eco a episodios de las Escrituras de Israel. Por ejemplo, Zacarías e Isabel, tal como Abraham y Sara en el pasado, son una pareja mayor e infértil.

 

Al igual que Abraham, Zacarías se encuentra con un mensajero angélico que le anuncia que su esposa quedará embarazada. El ángel describe el niño, quien se llamará Juan, usando un lenguaje con muchas referencias a las Escrituras:

  • Parecido a los anuncios del nacimiento de Sansón y Samuel, el niño “no beberá vino ni licor”
  • Será como Elías en el pasado y, tal como lo describió el profeta Malaquías, “reconciliará a padres e hijos” antes del día grande y terrible del Señor.
  • El mensajero que habla a Zacarías, Gabriel, aparece en el capítulo 9 de Daniel como el ángel que proclama la venida de un líder ungido

 

Así Lucas presenta el nacimiento de Juan como el gran anuncio del punto máximo de la historia de Israel. Zacarías parece tener dudas. Como signo de que lo que Gabriel dice es verdadero, Zacarías queda mudo hasta el nacimiento del niño.

 

El escenario se traslada entonces a Nazaret en Galilea en donde una joven virgen comprometida también recibe la visita de Gabriel. La expresión “joven virgen comprometida” se refiere a la tradición en aquel tiempo de que los padres firmaban un contrato matrimonial en nombre de sus hijos un poco después del período de la pubertad. Sin embargo, la joven seguía viviendo con sus padres hasta que el joven se hubiese establecido. Entonces la pareja vivirían juntos y consumarían el matrimonio.

 

María es llamada “la favorecida” porque dará a luz a un hijo, quien se llamará Jesús. El niño será concebido por el poder creador del Espíritu Santo, el Espíritu que estaba presente en el momento de la creación del mundo. Los términos que se usan para hablar de Jesús son más grandiosos que los usados para hablar del Bautista: él será llamado “Hijo del Altísimo” y heredará el trono de David. Estas palabras hacen referencia a las palabras que el profeta Natán dijo a David en el Segundo Libro de Samuel.

 

Aunque María hace algunas preguntas a Gabriel sobre el embarazo que predecía, ella no recibe una señal de castigo como Zacarías. Aparentemente ella no pone en duda su fe sino que está un poco desconcertada. Al igual que Zacarías, ella recibe una señal. Gabriel le dice que su prima Isabel está embarazada porque “para Dios, nada es imposible”. María acepta las palabras del ángel. Así es como Lucas comienza a perfilar a María como modelo de discipulado. Ella “escucha la palabra de Dios y la observa” (Lc11:28)